Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Libros’ Category

Dado que hoy es día de Todos los Santos (que no de Halloween), no he podido evitar traer al blog un poco de medicina acorde a la festividad. Y es que, ¿qué mejor día que hoy para echar una ojeada a un miembro de la realeza y a la raza vampírica? Porque, no sé si alguna vez os habéis preguntado a qué deben los vampiros sus poderes y debilidades. ¿Puede este ser mitológico, de la obra de Bram Stoker, tener alguna base en la realidad? ¿Hay alguna conexión entre lo que sabemos acerca de los sistemas biológicos y el vampirismo? La respuesta es sí, basta con desempolvar un poco los apuntes de bioquímica.

Existe una rara clase de enfermedades genéticas conocidas como porfirias. Explicado en lenguaje simple, consisten en un defecto en las enzimas que producen los grupos hemo. El grupo hemo es el encargado de atrapar el oxígeno dentro de los glóbulos rojos. Pero es que, además, todos los componentes del grupo hemo, se acumulan en cualquier parte: en los glóbulos rojos, en los fluídos corporales, o en el hígado. Como un niño que, cansado de intentar construir su figura de Lego, tirase todas las piezas por la habitación.

Algunas veces, esta enfermedad es asintomática. La mayoría de los afectados son heterozigotos y cuentan con una copia del gen sano. Sin embargo, otras veces, factores ambientales o nutricionales, pueden llevar a que se produzcan ataques agudos de dolor abdominal y afectaciones neurológicas. El rey Jorge III, monarca británico durante la guerra de la independencia americana, sufrió varios ataques de aparente locura que perjudicaron la imagen de un hombre, por lo demás, inteligente y sensato. Los síntomas parecen apuntar a que Jorge III sufría porfiria intermitente aguda.

Pero existe otra variedad de porfiria, extremadamente infrecuente, que da lugar a la acumulación de una sustancia previa al grupo hemo. Una particular ficha de nuestro Lego, que tiñe la orina de rojo, provoca una fuerte fluorescencia de los dientes bajo la luz ultravioleta y hace que la piel sea anormalmente sensible a la luz. ¿Nos resulta familiar alguna de estas características?

Pero es que, además, como hemos dicho anteriormente, el grupo hemo era el que atrapaba el oxígeno dentro de los glóbulos rojos. Estos enfermos, por lo tanto, tienen anemia, que significa “falta de sangre.” Sin la producción del grupo hemo, la cantidad de glóbulos rojos se reduce. Y se demostró, que cuando recibían transfusiones sanguíneas de individuos sanos, mejoraban notablemente. ¿Os parece raro, entonces, ese gusto por la sangre ajena? Esta dolencia, sin duda, parece haber originado el popular mito de los vampiros.

Los síntomas de la mayoría de las porfirias son hoy en día fácilmente controlables mediante cambios en la dieta o la administración de hemo o de hemoderivados.

Fuentes:

Read Full Post »

Al igual que Elentir, el viernes nos pasamos por el estreno de Sherlock Holmes. Y es que, después de años de leer las novelas de Sir Arthur Conan Doyle o de ver una y otra vez la serie de la BBC, era el estreno obligado. Además contaba con varias nominaciones a los Globos de Oro, así como con la aparición de Robert Downey Jr. y Jude Law (sí, tenía cantidad de ganas de ver cómo le ha quedado su reciente injerto capilar…)

El caso es que mis expectativas eran más bien bajas. Las críticas habían machacado a la película. A decir verdad, no esperaba más que un desfile de guapos actores protagonistas y poco más. Así que, sentada, entre el ruido incesante de palomitas de todos los presentes, me senté a ver, lo que esperaba que fuese una alegría para la vista, y un insulto a la inteligencia.

Sin embargo, con el transcurso de la película descubrí dos cosas: que la crítica no siempre acierta, y que mi idea al entrar en el cine era completamente errónea.

La decoración del Londres industrial es una maravilla. El parlamento rodeado de chimeneas, el puente en construcción, los suburbios. Todo un desfile de imágenes cuidadas al detalle. La estética fue una de las cosas que más me sorprendió. Pero es que los papeles de Sherlock y Watson fueron especialmente buenos. Así como la aparición del Moriarti, envuelta en misterio y oscuridad a partes iguales.

Ademas, se deja espacio para el humor, apareciendo más de una y más de dos situaciones bastante cómicas. Si es que por haber, había hasta un par de reflexiones médicas para aprender a tumbar a un oponente que te saque dos cabezas (esperemos que nunca se de el caso, claro). Vamos, una película que me ha resultado sorprendente y que, desde luego, ha superado con creces mis expectativas.

La película sienta las bases de la historia de Sherlock, tal y como aparece en los libros. Se sigue el esquema planteado por Conan Doyle en sus novelas, en el que, hechos aparentemente sobrenaturales quedan resueltos, gracias a la lógica. Incluso se plantea un final abierto para la película, que nos puede dejar a la espera de posteriores entregas (algo que no estaría nada mal).

Como curiosidad, decir que la frase “elemental, querido Watson” no aparece más que una vez en las novelas de Conan Doyle. Nada que ver con la creencia popular de que aparece con gran frecuencia. (Es lo que tiene, ser una acérrima seguidora de Sherlock).

Os dejo el enlace a la página de la película.

Y un enlace a la crítica de la película en Contando Estrelas, el blog de Elentir.

Read Full Post »

Vencer el miedo

En estos dias de vacaciones blogueras, he acabado de leer el libro de Magdi Allam que da título a ésta entrada, de Ediciones Encuentro. Magdi Allam fue bautizado en la fe católica durante la pasada Vigilia Pascual, por Benedicto XVI. Y, si curiosa e impresionante es su biografía; su libro es sobrecogedor.

Hace algunos días leí el artículo que, el hoy llamado Magdi Cristiano Allam, publicaba en su periódico, el Corriere della Sera, del que era y es subdirector. A las pocas horas de convertirse al cristianismo, éste hombre de increíble solidez interior publicó ésta carta en la que resume como consiguió lo que para él es un don, el de la fe cristiana. También hace un repaso acerca de cómo será su vida a raíz de la conversión y, finalmente, daba un toque de atención sobre la indefensión en la que se encuentran los conversos del islam al cristianismo.

Desde que leí esa carta suya, tenía un gran interés en leer el libro, publicado hace tres años en Italia. Y, anoche acabé su interesantísima lectura. Está estructurado en seis partes: Honrar a los “mártires de la libertad”, El miedo al “homo islamicus”, El Islam que yo he vivido, El Islam que me da miedo, El Occidente que me da miedo, y El mundo que me da esperanza. Termina con dos cartas abiertas, una a Oriana Fallaci, y otra a Tariq Ramadan.

Inicia el libro con una rememoración de su Egipto natal, el de Nasser, que me emocionó; porque es el Egipto que yo recordaba de hace más de 20 años. Las interminables tardes familiares oyendo (los primeros jueves de mes, invariablemente) a Umm Kalthum, la “Estrella de Oriente”, la mayor intérprete de la música árabe de todos los tiempos. Maravillosa y sugerente voz que, en Alejandría se trufaba con la de Gino Paoli con su “Sapore di sale”. Las muchachas rara vez vestían con velo, sino que llevaban minifalda y biquini en las playas y era difícil encontrar algún barbudo. Algo absolutamente inimaginable actualmente. Pero éste Islam que evoca de manera tan vívida, además de en Egipto, yo lo he vivido también en Turquía o en Marruecos. Era la manera de vivir confortable y natural de la que proviene el actual integrismo. El libro analiza la deriva integrista de las sociedades islámicas.

Lo más llamativo del libro es que, a lo largo de todo el texto, Magdi Allam intenta convencer al lector de que se puede combatir el Islam radical y el terrorismo islámico, así como el nihilismo consentidor de Occidente, apoyando al Islam moderado que recuerda, el que vivió cuando era niño y que, hasta no hace tanto; era el Islam que todos apreciábamos y recordábamos. De hecho, éso es lo que resalta en la redacción de la parte del libro titulada “El mundo que me da esperanza”, en la que busca una crítica en el interior de la religión islámica similar a las existentes en la historia de otras religiones, por ejemplo, del catolicismo; para poner fin al integrismo. Pero le resulta absolutamente imposible. El propio Magdi Allam, después de tres años, ha reconocido lo contrario: ni existe esa corriente crítica, ni se vislumbra. Y él ha aceptado con tristeza: “La raíz del mal está inscrita en un islam que es fisiológicamente violento e históricamente conflictivo.”

Y, a la par de éste convencimiento, reconoce la inconsciencia de una parte de Occidente que considera al integrismo como un mero movimiento de resistencia; al que tolera e incluso apoya. Él ha tomado la decisión de no fabricarse excusas sedantes ante la incompatibilidad radical del islamismo con nuestra forma de vida; y quizá, abrirnos los ojos ante esa realidad.

Pero, de ésa evidencia, ha surgido la búsqueda de su fe católica y su conversión. Porque la fe católica no es una fe cómoda, que se limite a “estar”; sino que requiere trabajo, profundización; y, sobre todo, razón. Imprescindible lectura, y más actualizada (hay que considerar que el libro se escribió hace más de tres años), a la luz de la carta cuyo enlace he puesto al principio de la entrada, publicada en el Corriere della Sera.

A la presentación del libro en España no pudo venir el autor porque las autoridades españolas no garantizaron su seguridad; y presentó el libro por videoconferencia, que incluyo. No dejéis de leerlo.

Read Full Post »

Acabo de leer, de Paul Edward Gottfried uno de sus libros titulado “La extraña muerte del marxismo. La izquierda europea en el nuevo milenio”. Un libro que recomiendo encarecidamente a todos los que tengáis un huequito para la lectura; puesto que, además, se lee rápidamente ya que sólo tiene unas 200 páginas.

El autor es catedrático de Humanidades en el Elizabethtown College de Pennsylvania, Estados Unidos, y profesor adjunto del Mises Institute. Ha escrito numerosos libros de teoría política, pero ninguno me ha gustado como éste. Con ser el ensayo uno de mis géneros literarios preferido (junto a la novela), éste es un ensayo ameno y ciertamente interesante acerca de la evolución del socialismo y del comunismo en Europa; tanto cuando el referente era la Unión Soviética, como ahora; en que no existe una referencia real y práctica.

Gottfried critica la orientación multicultural de esta nueva Izquierda y determina que nada tiene que ver con el marxismo entendido como teoría histórico-económica. Es deudora, sin embargo, de la ingeniería social que algunos emigrados europeos desarrollaron en Estados Unidos bajo premisas ideológicas pluralistas, así como de la expansión de la cosmovisión americana y de su política multicultural en Europa.

Ahora que la economía es uno de los temas más actuales; analiza el porqué, desde los primeros años del pasado siglo se demostró la política económica marxista como un auténtico fracaso. En sus palabras: El economista Paul Craig Roberts ha puntualizado que el “proyecto socialista” sufrió un revés teórico en la década de 1930, cuando el economista austríaco Ludwig von Mises advirtió acerca de los imponderables de la planificación social. Mises explicó que un sistema de mercado donde los precios pueden servir de indicadores de la demanda popular funciona de una manera más eficiente que otros sistemas. De hecho, gran parte del siglo pasado, la mayoría de los teóricos del marxismo fijaron su máximo interés en defender la teoría económica marxista que ya, desde los años ’30 mostraba el descalabro de su fracaso.

En definitiva, ya para no extenderme demasiado, la tesis de Gottfried es que la clase trabajadora ya no existe como clase en la visión de la nueva izquierda postmarxista y ha sido reemplazada por la defensa a ultranza de unos valores globales y multiculturales no muy bien definidos por ellos mismos; y que han de servir para una profunda transformación histórica y antropológica. Por tanto, no es incompatible a sus ojos ser un radical en materia de estilos de vida y disponer de una abultada cartera de acciones. ¿Os suena, verdad?

Una crítica mucho más exhaustiva y mejor que la mía en la revista “El Manifiesto”.

Read Full Post »

Un mundo sin fin

Sí, hace escasos dos días que me terminé la última creación de Ken Follet, aunque algunos la conoceréis mejor como la continuación de “Los pilares de la tierra”. Parece ser que el libro ha sido todo un éxito en ventas, superando, incluso la marca de Harry Potter. Una vez terminado, no puedo evitar dedicarle unas letras.

En primer lugar, decir que no hay demasiada continuidad con el anterior libro. Apenas unas menciones a los antiguos personajes y el lugar de desarrollo, la ciudad de Kingsbridge. Supongo que la mayoría sabréis que “Los pilares de la tierra” se encuentra entre mis libros favoritos y, tras haberlo leído cinco veces, se mantiene en la lista.

Es obvio que el predecesor de “Un mundo sin fin” había dejado el listón bastante alto. Sabiendo eso traté de no ser demasiado exigente. Sin embargo, creo que se deja leer, pero no es para nada un imprescindible. La lectura se hace lenta en ocasiones y se agradece la llegada de la epidemia de la peste que, por lo menos, da cierto dinamismo al libro.

Supongo que uno de sus puntos negativos es la época elegida. Mucho se ha escrito sobre la famosa epidemia de la peste y, además, mucho mejor. En concreto me viene a la mente la saga de Ellis Peters de “Fray Cadfael, el monje detective”, cualquiera de los libros de esa serie me transmitió más que “Un mundo sin fin”. La ventaja de “Los pilares de la tierra” era que se distanciaba bastante de todo lo que se había escrito antes (o por lo menos todo lo que ha llegado a mis manos).

Las líneas maestras que definen a los personajes recuerdan a las de “Los pilares de la tierra”. He de decir que, a diferencia de su predecesor, este libro ha escondido tan solo dos momentos verdaderamente emotivos para mí. ¿Alguien se aventura a adivinarlos?

Lamento no poder decir mucho más, pero no quiero comentar más de lo necesario por si existe alguien que esté interesado en leer “Un mundo sin fin”. O su predecesor, aunque no concibo vivir sin haber leído “Los pilares de la tierra”…

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: