Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Puede parecer un anacronismo publicar hoy, Domingo de Ramos, una entrada sobre el Adviento. Pero tiene una explicación, y os la refiero más abajo.

En el primer número de la revista “Amor y Vida” que aparece desde que el padre Matías marchara, han tenido la deferencia, como muestra de cariño y gratitud, de transcribir la oración que él preparó para el último Retiro que dirigió en San Francisco, aquí en Granada el pasado año. Yo quiero hacerme eco de ello y os la voy a acercar porque merece la pena empezar nuestra Semana Santa reflexionando sobre sus palabras, porque en esta Semana, la más importante para los cristianos, tenemos que hacer que, en todo momento, durante su Pasión y su Resurreción Él siempre sea Dios Enmanuel para todos.

Adviento, tiempo de esperanza, en el seno de María, crece el fermento de un mundo nuevo, el Hijo de dios vivo que llega a compartir con nosotros, hecho pobre, niño y de todo y de todos necesitado. María nos enseña el camino para hacer a Dios nacer aquí y ahora, en nuestro mundo de hoy; se necesita confianza, entrega, fidelidad, coraje y mucha confianza en el Dios de la vida y del amor.

Tiempo de espera, de atención y cuidados, de respeto, tolerancia y contemplación, Señor. Hay mucho dolor en nuestro tiempo, hay sufrimiento, violencia e injusticia. En medio del mundo, enséñanos a crear y sembrar semillas de esperanza.

Dios Enmanuel, descúbrenos la alegría de la paciente espera, activa y fecunda, comprometida con la vida de los que nos rodean. Enséñanos a hacer crecer la esperanza de algo nuevo, anímanos a entregar nuestras vidas en la construcción de tu reinado.

Es tiempo de espera, Señor, pero también es tiempo de donación, aceptación y compromiso efectivo.

Contágianos la fe humilde y sencilla de María, que dio su sangre y vida para alumbrar el reino y hacer nacer la esperanza en medio de su pueblo. Ayúdanos, oh Enmanuel, a abrigar la esperanza que cada año surge en el Adviento. A escuchar los clamores de tu Pueblo, a regar con nuestras vidas la semilla de tu Reino, a ser mensajeros de tu amor, a construir comunidades humildes, de servicio y oración.

Queremos ser tus testigos, Enmanuel. Danos tu fuerza e ilusión para que en medio de nuestro ser y en medio de nuestro mundo, por y en nuestro amor, Tú siempre seas Dios Enmanuel. AMÉN.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: